C/ Enric Granados, 86-88, 5è 1ª – 5è 2ª, 08008 Barcelona · 93 268 87 40 info@ms-advocats.com

¿Puede Bitcoin continuar siendo el rey de las criptomonedas?

¿Posición de EUROPA, frente a las criptomonedas?

¿Afectación de la guerra en la regulación de la criptomoneda?

Han sucedido muchas cosas en la industria de las criptomonedas desde que el Bitcoin era la única criptomoneda del mundo. Han crecido con rapidez en número y actualmente existen miles de ellas, muchas con una importante capitalización de mercado y un gran volumen de inversión. No obstante, Bitcoin continúa liderando la industria, aunque solo sea por su descomunal tamaño. A medida que la industria progresa y se diversifica, existe una posibilidad de que Bitcoin pierda su puesto como la mayor criptomoneda. Sin embargo, esa posibilidad parece improbable en un futuro cercano y Bitcoin podría mantener su posición como la principal criptomoneda del mundo durante muchos años. Los precios de las criptomonedas pueden fluctuar ampliamente y, por tanto, invertir en ellas podría no resultar apropiado para todos los inversores. Ningún marco normativo de la UE supervisa la inversión en criptomonedas.

El rendimiento pasado no es un indicador de los resultados futuros. Su capital está en riesgo. Lo que, si es una evidencia que en la actualidad no existe ninguna regulación legal ni tributaria sobre los criptoactivos, y es, sin duda, un momento ideal para actuar con Seguridad jurídica y económica.

No obstante, la regulación del mercado de criptomonedas es algo que ha estado en la mente de muchos gobiernos y bancos centrales de todo el mundo desde hace tiempo. Sin embargo, esta idea está tomando impulso desde que comenzó la invasión rusa de Ucrania y el régimen de Vladimir Putin fue sometido a duras sanciones económicas. El pasado 2 de marzo, el presidente de la Reserva Federal (FED), Jerome Powell, y algunos miembros de la Cámara de Representantes de Estados Unidos se manifestaron a favor de que el Congreso aprobara medidas encaminadas a regular las criptomonedas ante la posibilidad de que puedan ser utilizadas para que Rusia evada las sanciones internacionales a las que ha sido sometida y que cierran el acceso del país tanto a los canales de financiación como a sus reservas depositadas en bancos de otros países.

En una audiencia ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes sobre Política Monetaria y el Estado de la Economía, el presidente de la Fed dijo que la situación con Rusia «resalta la necesidad de una acción en el Congreso sobre las finanzas digitales, incluyendo las criptomonedas» y añadía tajante que “se necesita un marco, formas de evitar que estas criptomonedas sin respaldo sirvan de vehículo para la financiación del terrorismo y simplemente para el comportamiento delictivo en general, la evasión de impuestos y cosas por el estilo«.

Por su parte, un grupo de senadores del Comité Bancario de la Cámara Alta de Estados Unidos manifestaron a la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, su preocupación por el hecho de que Rusia y otros países puedan utilizar las criptomonedas para «ocultar las transacciones transfronterizas con fines nefastos», incluido el debilitamiento de las sanciones. Finalmente, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó el pasado 9 de marzo una orden ejecutiva en la que establece la estrategia del Gobierno para la regulación de bitcoin. En sí, el decreto ordena a las agencias federales del país que evalúen los riesgos y oportunidades que representan las criptomonedas para la seguridad nacional de Estados Unidos y su impacto en la economía de la nación.

En Europa también hay vientos de regulación para las criptomonedas que, aunque no son nuevos, están soplando ahora con más fuerza. Ya el pasado mes de enero, la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, pidió una regulación global del bitcoin por tratarse de un “activo altamente especulativo”. Lagarde señaló la importancia de que el bitcoin sea sometido a algún tipo de regulación y que la misma aúne a todos los Gobiernos para evitar fisuras fiscales. “La regulación tiene que ser acordada y aplicada a nivel mundial porque si hay una vía de escape, la van a utilizar. La acción multilateral es absolutamente necesaria, aunque sea iniciada por el G7, pase luego al G20 y termine ampliándose… pero es algo que hay que abordar”, señaló la presidenta del BCE.

Hace solo unos días, Lagarde aseguraba que existen señales de que algunos ciudadanos rusos intentan eludir con criptomonedas las sanciones impuestas por la guerra de Ucrania. Los rusos podrían estar convirtiendo sus rublos en criptomonedas y monedas estables, según informa Bloomberg. Durante su participación en la Cumbre de Innovación del Banco de Pagos Internacionales, Lagarde aseguró que los volúmenes de rublos que se convierten en stablecoins y criptomonedas están en el nivel más alto que se ha visto desde, quizás, 2021. Los criptoactivos, dijo, sin duda se están utilizando, para eludir las sanciones contra Rusia.

Lagarde también aseguró que los exchanges de criptomonedas corren el riesgo de convertirse en “cómplices” de la evasión de sanciones impuestas a Rusia. Las declaraciones de Lagarde anticipan medidas más severas para que las compañías de criptomonedas aseguren que sus plataformas no están siendo usadas por personas o entidades sancionadas.

Reglamento MICA

La Unión Europea ya está trabajando en la elaboración de una normativa única para regular el mercado de las criptomonedas. En este sentido, hace unos días el Parlamento Europeo dio luz verse a la propuesta de Reglamento MICA (por sus siglas en inglés Markets in Crypto Assets).

El 24 de septiembre de 2020, la Comisión Europea presentó el Digital Finance Package (DFP), con el que pretende impulsar al sector financiero europeo hacia las soluciones tecnológicas que puedan situarlo a la vanguardia de los mercados financieros. El DFP es un paquete de medidas articulado como un documento mixto, a su vez formado por dos documentos políticos llamados estrategias y cuatro propuestas legislativas. Una de estas cuatro propuestas legislativas es la propuesta de Reglamento europeo relativo a los mercados de criptoactivos y por el que se modifica la Directiva (UE) 2019/1937, esto es, MiCA.

La propuesta MiCA tiene por finalidad establecer un régimen para la emisión de aquellos criptoactivos que no están actualmente cubiertos por la legislación vigente sobre servicios financieros. Asimismo, MiCA regulará a los proveedores de servicios sobre criptoactivos y los que realicen transacciones por cuenta de un tercero.

Según se recoge en la propuesta de Reglamento, la iniciativa tiene cuatro objetivos generales. El primero es proporcionar certidumbre y claridad jurídica a fin de promover el desarrollo seguro de los criptoactivos y la utilización de la tecnología de registro descentralizado (TRD). en los servicios financieros. En segundo lugar, cabe esperar que la iniciativa respalde la innovación y la competencia leal mediante la creación de un marco propicio para la emisión de criptoactivos y la prestación de servicios relacionados con los mismos. El tercer objetivo es garantizar un alto nivel de protección de los inversores y de los consumidores y de integridad del mercado, y el cuarto es eliminar los riesgos para la estabilidad financiera y la política monetaria que podrían derivarse de una mayor utilización de los criptoactivos y de la TRD.

Según la propuesta, este reglamento se aplicará a los emisores de criptoactivos y a los proveedores de servicios de criptoactivos que no sean considerados instrumentos financieros, depósitos o depósitos estructurados. Sin perjuicio de eventuales modificaciones o nuevas actualizaciones de la Propuesta que está actualmente sobre la mesa en la Unión Europea, esta norma pretende regular, entre otras, cuestiones en relación con los criptoactivos, incluidas las criptomonedas estables y el uso de redes Blockchain.

Entre estas cuestiones está la definición jurídica de criptoactivos, criptomonedas estables o proveedores de servicios de criptoactivos; establecer requisitos uniformes de transparencia e información en relación con la emisión, funcionamiento, organización y gobernanza de los proveedores de servicios de criptoactivos; normas de protección de los consumidores; o establecer un marco normativo referido a la autorización y condiciones de funcionamiento de los proveedores de servicios de criptoactivos. Aún no hay una fecha cerrada para la aprobación de esta norma, pero parece claro que la intención es que esté aprobado cuanto antes al objeto de poder controlar con más eficacia los movimientos de criptomonedas para evitar, por ejemplo, que Rusia pueda utilizar los criptoactivos para saltarse las sanciones.

Por todo ello, desde nuestro despacho, con iniciativa pionera en la inversión de moneda virtual, le recomendamos estar total y absolutamente asesorados, legal y fiscalmente, acerca de las Inversiones a realizar, teniendo en cuenta que el futuro son las finanzas virtuales.

Estamos a su disposición para asesorarle en su inversión segura y rentable.