C/ Enric Granados, 86-88, 5è 1ª – 5è 2ª, 08008 Barcelona · 93 268 87 40 info@ms-advocats.com

La marca catalana Nath se ha desmarcado de la puja por la empresa, como ya hizo a finales del año pasado Javier Simorra. De no presentarse ninguna otra oferta en el escaso margen restante, TCN iría a liquidación.

TCN se acerca a la liquidación. La sociedad Noeco, que entró en concurso el pasado noviembre, agota el plazo del concurso de acreedores sin ninguna oferta sobre la mesa. En diciembre, Javier Simorra, el primer interesado, se retiró de la puja, y ahora ha dado también marcha atrás la marca catalana Nath.

También se había interesado por el grupo Alan Logistics and Picking, propietario desde 2015 de la histórica marca de baño Ory, aunque no llegó a presentar una oferta formal. La apertura de plicas está programada para la próxima semana.

En un comunicado que ha tenido acceso Modaes.es, se explica también que se ha llamado ya al periodo de consultas del ERE a otras empresas del grupo vinculadas a Noeco para que respondan de las indemnizaciones, “habida cuenta de las irregularidades contables existentes entre ellas así como debido a la prestación laboral indistinta de muchos de los trabajdores en relación a otras empresas del grupo”.

El comunicado, que cita al abogado de los trabajadores, Miquel Mitjans, explica que este hecho convertiría en inválida la causa argüida por Noeco “debiendo responder todas las empresas implicadas en el pago de las indemnizaciones al declararse improcedentes tales rescisiones contractuales”.

TCN entró en los juzgados a mediados de noviembreNoeco solicitó concurso voluntario de acreedores, se acordó la apertura de la fase de liquidación a petición de un deudor y se ordenó la disolución de la sociedad y el cese de los administradores.

Noeco encara el proceso concursal tres años después de que el fondo de inversión Endurance Partners entrara en su capital. En 2017, el grupo inversor se hizo con la totalidad de las acciones de la empresa. A lo largo de este periodo, el nuevo socio saneó el balance y reestructuró la deuda bancaria.

La sociedad Noeco finalizó el ejercicio de 2017 con un crecimiento del 13,7%, hasta 5,1 millones de euros, pero agudizó sus números rojos. La empresa cerró el año con unas pérdidas de 399.578 euros, frente al resultado negativo de 81.000 euros de 2016. La empresa contaba a cierre de 2017 con una plantilla compuesta por cincuenta trabajadores. En 2017, Noeco dejó de tener fondos propios negativos, situándolos en 960.452 euros.

El pasivo de la empresa ascendía a más de cinco millones de euros, según consta en los últimos resultados publicados por el grupo en el Registro Mercantil. La empresa contaba así a cierre de año con una deuda a largo plazo de 3,32 millones de euros y una deuda a corto plazo de dos millones de euros. El grueso del pasivo es con entidades financieras.